Mis reflexiones sobre el portatil Dell que compré

A finales de febrero del año pasado compre un portatil Dell, no fue una compra a lo loco sino que lo pensé mucho, miré muchos modelos, muchas marcas, al final estaba dudando entre Lenovo serie X1 carbón y Dell xps 15 - 9550, al final me decanté por este segundo modelo.

A nivel de Hardware no puedo quejarme, el equipo tanto en Windows como en Linux va como un tiro, es un procesado I7 de séptima generación, disco duro ssd, y 16 GB de memoría RAM, me sobra máquina por todos lados.

Pero no todo es tan bonito como lo pinto, cuando me llegó lo primero que hice fue intentar instalar Debian, un puro fracaso, la mitad del hardware no lo reconocía, y Dell (que en su día había vendido una gama anterior de estos equipos con Ubuntu) no daba soporte.
Como no podía usar Debian me tocó instalarme un ubuntu 16.04, lo cierto es que fue otro "infierno", la nueva bios me llevó varias horas investigando por la red como instalar el sistema opertivo, como reconfigurar grub para que arrancase, etc... Si os digo la verdad ahora mismo si tuviese que hacerlo volvería sudar la gota gorda. Pero el problema no terminó aquí, ya que la gestión de la batería es mala con Ubuntu, así como la gestión de la wifi, de hecho me he tenido que comprar un "pincho" wifi para tener una cobertura decente. Por otro lado, a pesar de que las versiones del kernel han ido aumentando para arreglar bugs, y meter mejoras me veo obligado a usar la 4.08.x porque en el resto de versiones no funciona la orden de apagar la máquina.

Mi reflexión final es, si vas a comprarte un equipo profesinal para usarlo con Debian o con Ubuntu mi recomendación es que optes por el Lenovo serie X1 carbón, lo usé en su día en una empresa, y no me dió ningún problema en comparación con la cantidad de problemas que me ha dado Dell, si, efectivamente No recomiendo los Dell xps 15 - 9550 si no os gusta estar cacharreando todo el rato para que funcione todo bien.

Un saludo.

Oskar